Fotodepilación

La fotodepilación es cualquier procedimiento que utiliza luz para depilar y que tiene como principal ventaja que es más prolongada que la depilación tradicional. Existen 2 categorías de fotodepilación:

  • El método de Luz Pulsada Intensa (IPL), que se basa en disparos de luz muy cercanos a la piel mediante una lámpara de Xenón. La luz es absorbida por la melanina contenida en el vello, calentando la raíz del mismo hasta destruirla. 
  • El láser se ha utilizado por más tiempo para estos fines. El principio es similar: ser absorbido por la melanina del vello hasta destruir la raiz. La diferencia radica en que el laser es una luz más uniforme y directa lo que hace que el método sea más efectivo. Además, hay diferentes fuentes de láser, lo que lo hace más selectivo en cuanto a los tipos de piel. 

En ambos casos se depila por el proceso que se conoce como fototermólisis selectiva. En este proceso, la energía que contiene el haz de luz o láser es captada por el pigmento natural del pelo, la melanina, y convertida en calor. Este calor quema raiz del pelo, que no vuelve a salir. Tanto con el láser como la luz pulsada intensa pueden obtener similares resultados, pero es una técnica que depende mucho de la persona, el tipó de piel y el tipo de vello, por lo que siempre se aconseja hacer una evaluación previa antes de cada tratamiento. 

En CDM Medical es posible encontrar diversas alternativas de IPL y diferentes fuentes de láser para centros de éstetica y dermatología.