Atrofia Vaginal

La atrofia vaginal o urogenital surge como consecuencia de la disminución de la producción de estrógenos por parte de los ovarios, debido a la menopausia , o como consecuencia de terapias aconsejadas para el tratamiento de algunos tumores ginecológicos.

Esta nueva condición implica un progresivo adelgazamiento de los tejidos epiteliales genitales, de la mucosa vaginal y vulvar, que pierde espesor y se muestra más delicada, irritable y expuesta a traumas.

La pérdida de glucógeno en las células (que contribuye al equilibrio de la flora vaginal) junto a la reducida irrigación y flujo sanguíneo al epitelio, son factores que suman a las alteraciones morfológicas de los tejidos algunas modificaciones fisiológicas y funcionales como:

  • sequedad y escasa hidratación

  • reducida secreción del fluido vaginal

  • aumento del pH vaginal por encima de 5.0

  • disminución de los lacto bacilos vaginales y aumento de la flora antagonista patógena

  • inflamación y sensación de quemazón

  • picazón y sentido local de vasocongestión

  • leucorrea o pérdidas vaginales atípicas

  • susceptibilidad al frotamiento y a las solicitaciones mecánicas por parte de las paredes vaginales

  • nivelación de los pliegues rugosos vaginales (debido a la reducción de colágeno en las células)

 anatomy

La sintomatología relacionada con la atrofia de la mucosa vaginal y de las vías urinarias inferiores durante las relaciones sexuales puede alterar las sensaciones genitales o empeorar síntomas preexistentes como la reducción del deseo y el déficit orgásmico.

Hasta hace poco tiempo la misma se atribuía al proceso inevitable del envejecimiento y no estaban difundidas las terapias o los tratamientos más indicados para mejorar la fisiología de la vagina y contrastar las molestias destinadas a empeorar con el paso del tiempo.

Hoy, en cambio, cada vez más mujeres recurren a la medicina para mejorar el tono y la funcionalidad de las zonas íntimas. Tú también puedes confiar con serenidad en tu médico de confianza, que podrá guiarte en la elección más adecuada a tus exigencias, en base al conocimiento que tiene de tu persona, a su juicio clínico y a la experiencia personal.

LA NUEVA TERAPIA LÁSER PARA LA PREVENCIÓN Y EL CUIDADO DE TU BIENESTAR ÍNTIMO

MonaLisa Touch® es un tratamiento láser de rejuvenecimiento vaginal funcional basado en un exclusivo sistema láser a CO2 fraccionado, diseñado exclusivamente para tratar la mucosa vaginal.
MonaLisa Touch® previene y resuelve los efectos de la disminución de estrógenos en los tejidos vaginales (típicos en la menopausia y en el postparto) reactivando la producción de nuevo colágeno y restableciendo las condiciones de la mucosa vaginal características de la edad fértil.
MonaLisa Touch® es hoy, la solución no quirúrgica y no farmacológica  más eficaz para prevenir y tratar la atrofia vaginal y sus consecuencias, síntomas que padecen muchas mujeres en la menopausia y en el postparto.

COMO ACTÚA. LÁSER FRACCIONADO DE MÁXIMA EFICACIA SIN EFECTOS COLATERALES NI DOLOR

El láser CO2 actúa con delicadeza sobre las paredes de la mucosa vaginal a través del escáner correspondiente, provocando unas microlesiones imperceptibles pero necesarias para iniciar un proceso d neocolagenesis (producción de nuevo colágeno), de reorganización y reequilibrio de los componentes de la mucosa vaginal.
La acción del láser reactiva y reestablece por lo tanto, de manera totalmente segura e indolora, el correcto funcionamiento de las estructuras implicadas a nivel urogenital, mejorando entre otros también los síntomas asociados a disfunciones urinarias (leve incontinencia por el estrés).
Se inicia un proceso de regeneración de los tejidos que dura algunas semanas, pero la estimulación es inmediata y ya después del primer tratamiento se perciben importantes mejoras.

LOS RESULTADOS: COMPLETA REGENERACIÓN DE LOS TEJIDOS INCLUSO DESDE EL PRIMER TRATAMIENTO

El tejido de la mucosa se vuelve más nutrido, hidratado, el epitelio se vuelve más espeso y se convierte en tónico (rejuvenecimiento vaginal) y menos laxo. Se restablece además, el correcto pH vaginal  que favorece el mantenimiento de la barrera natural protectora reduciendo los riesgos de infección.
Un simple tratamiento, con una duración de pocos minutos, que sin dolor y sin efectos colaterales en el período de recuperación, devuelve al tejido la tonicidad y la elasticidad propia de la edad fértil con consecuencias positivas para la calidad de vida y de las relaciones de pareja.

Por favor tener en cuenta que algunos de los catálogos/información/usos/configuraciones/accesorios mencionados aquí no están disponibles en los Estados Unidos y sus territorios y posesiones.