subir

Blefaroplastía sin Cirugía

El término blefaroplastia hace referencia, en general, al conjunto de técnicas quirúrgicas que permiten la modificación de los párpados y pueden incorporar la extirpación de un cutáneo o muscular de los mismos, con o sin extirpación de la grasa orbitaria. Podemos clasificar las indicaciones de blefaroplastia en estéticas y funcionales. Con PLEXR, abordaremos los tratamientos que tengan indicación estética, donde se incluya la exéresis de piel redundante; mermando la eficacia desde el punto de vista estético-visual, aquellos tratamientos que tengan indicación quirúrgica. Debemos siempre realizar una valoración cuidadosa donde recomendamos discutir las expectativas reales del paciente frente a un espejo o un adecuado soporte visual de imágenes que incluyan fotos antiguas.

 

Con PLEXR es posible rejuvenecer la zona periocular, a lo que llamamos blefaroplastia no ablativa dinámica. El procedimiento se realiza por medio la emisión de spots pequeños de aproximadamente 500 micrones, los cuales deben ser espaciados para permitir la perfecta plasticidad de movimiento del párpado, y se logra tan pronto como lo que dura la sesión. Cada uno de estos puntos sublima los corneocitos superficiales sin llegar a la capa basal, sin causar sangrado y, lo más importante, sin causar ningún daño necrótico a los tejidos circundantes y subyacentes. Se puede realizar este tratamiento utilizando anestesia tópica o por medio de infiltración, según lo considere conveniente el facultativo.

 
Profesional
Particular